Para conocer la historia de la automoción española y reflexionar sobre nuestro mundo a partir de pequeñas maquetas de vehículos a escala 1/87

viernes, 7 de junio de 2013

Dodge Monaco "Illinois State Police"

Tenía alrededor de quince años cuando vi por vez primera "The Blues Brothers", la genial película de John Landis distribuida en España bajo el cuestionable título de "Granujas a todo ritmo". Y me encantó. Desde el primer momento. No sabría decir si fue por la magistral actuación de Dan Aykroyd y John Belushi, por la excepcional banda sonora -que debo admitir con los años que me descubrió todo un universo musical hasta entonces desconocido para mí-, por las actuaciones estelares de inconmensurables artistas como James Brown, Aretha Franklin o Ray Charles, o por las espectaculares persecuciones policiales que acababan siempre en una gran montaña de coches patrulla estrellados. Y además de los buenos, de esas enormes berlinas norteamericanas de los 70 que el cine se ha encargado de convertir en auténticos iconos del vehículo policial.

Como este blog, al fin y al cabo, va de coches, creo que me centraré en este último aspecto de la película, en concreto en un modelo omnipresente en todo el largometraje: el Dodge Monaco.
Dodge Monaco es el "Bluesmobile", y también lo son los coches patrulla de las policías de Illonois y de Chicago. Por tanto, puede decirse en pocas palabras que el film en sí es un festival de Dodges Monaco chocando unos con otros, como se puede apreciar -y disfrutar- en esta escena, para mí una de las mejores, tanto por la música como por la persecución: http://www.youtube.com/watch?v=IIdGxR-aU6o ¿No les encantaría poder hacer esto en el centro comercial de su localidad? A mí, sí.

La maqueta
En esta ocasión, la maqueta representa a uno de esos cuerpos policiales citados, concretamente a la Illinois State Police. Está realizada a partir de la referencia 46603 de Busch, que reproduce la versión de 1977, caracterizada, entre otros detalles, por los faros delanteros verticales. Pese a que el modelo a representar es el de 1974, he preferido obviar las pequeñas diferencias, por lo que su transformación se ha limitado a repintar la carrocería de blanco, detallar las dos franjas longitudinales amarillas, los pilotos traseros y las luces de posición laterales. Se ha decorado con calcas artesanas y colocado un puente rojo también de Busch, comercializado junto con otros complementos para coches policiales americanos con la referencia 49962.
Maqueta: Dodge Monaco

Fabricante: Busch

Escala: 1/87
Año de realización: 2011

El Dodge Monaco
Cuando a un europeo le hablan de un coche americano enseguida se imagina una berlina muy grande, de tres amplios volúmenes y con un enorme motor que engulle sin mesura galones y más galones de gasolina. Y además con unas soluciones constructivas y mecánicas algo conservadoras. Es lo propio de un país en el que todo -desde las hamburguesas hasta las carreteras, pasando por las barrigas- se ha hecho a lo grande. Claro, disponiendo de tal abundancia de recursos naturales -propios y ajenos- ¿a quién le preocupa el ahorro? Como muestra un botón: el Dodge Dart, bien conocido por los españoles, era el modelo pequeño y económico de la gama Dodge de principios de los 70... ¡imagínense cómo sería el Monaco, que era el grande! Con unas dimensiones de cinco metros y medio de largo por dos de ancho, era necesario un motor de gasolina V8 de entre 6 y 7 litros (7'2 concretamente en la versión policial) para mover las dos toneladas de peso del vehículo. ¡Y eso que estamos en plena crisis del petróleo!
La historia del Monaco se remonta a 1965, cuando se lanzó la primera versión como modelo de lujo de la marca, y sigue a lo largo de cuatro generaciones hasta 1978. Posteriormente, en 1990, renacería durante un par de años de la mano de Renault.
Serían los modelos a partir de 1974 (3ª y 4ª generación, construidos sobre la plataforma B de Chrysler, en vez de la C de las versiones anteriores) los más utilizados por los diversos cuerpos policiales del país, entre ellos las de Illinois y Chicago, como bien se muestra en la película de los “Blues Brothers” a la que hago referencia al principio de esta entrada y que les recomiendo fervientemente. También hay un remake de 1998, con BB King, John Goodman y otros grandes, con muchas persecuciones y coches volcando y haciendo trompos, hasta el punto de sostener el récord de vehículos destruidos en una peli. Pero ya no es lo mismo, no se puede comparar un Chevrolet Caprice o un Ford Crown Victoria de finales de los 90 con la opulencia del Monaco...
Dodge Monaco III (1974-1978)
Motor: delantero longitudinal, 8 cilindros en V
Cilindrada: 7200  c.c. 
Potencia: 280 CV a 4800 rpm
Transmisión: automática de 3 velocidades
Velocidad máxima: 210 Km/h

No hay comentarios:

Publicar un comentario