Para conocer la historia de la automoción española y reflexionar sobre nuestro mundo a partir de pequeñas maquetas de vehículos a escala 1/87

sábado, 7 de septiembre de 2013

Seat 600

No creo que nadie sea capaz de negarle al Seat 600 su condición de icono español, pues fue precisamente este pequeño y simpático utilitario de motor trasero el artífice de la motorización masiva de las familias españolas a partir de los años 60.

Un poco de historia

En la década de los 50, una vez superadas las mayores penurias de la posguerra, la economía del español medio empezaba poco a poco a levantar cabeza. En 1951 la renta per cápita superó al fin la de 1929 y el PIB por habitante creció a una tasa del 6% anual, seis veces más de lo que lo hizo la población. En mayo de 1952 se suprimió oficialmente el racionamiento de alimentos, y el consumo de productos básicos comenzó lentamente a aumentar. Mientras, España salía de su aislamiento con la firma de los pactos con los EE.UU y el Concordato con la Santa Sede (1953), y era finalmente admitida en la ONU (1955).
Paralelamente a esta apertura exterior, el gobierno franquista rebajó progresivamente el intervencionismo estatal, lo que permitió obtener elevadas tasas de crecimiento industrial, pero también que la inflación se disparase en la segunda mitad de la década. Es la época del pluriempleo y del inicio del consumo.

Todas estas cifras macroeconómicas se traducen en que muchas familias obreras españolas tuvieron por primera vez acceso a un vehículo a motor que solucionara sus problemas de movilidad. En un primer lugar fue la motocicleta, produciéndose a partir de los años 50 un auténtico aluvión de matriculaciones de esta clase de vehículos. Pero también lo fueron para una minoría más afortunada los microcoches, como los famosos Biscúter, o los diversos y diminutos automóviles que surgieron a lo largo y ancho del país. El primer utilitario propiamente dicho vino en 1953 de la mano de FASA. Se trataba del Renault 4 CV, concebido para motorizar a las familias francesas de la época, pero que sin embargo resultaba bastante caro para el bolsillo medio español, con un precio de unas 76.000 pesetas.

El 25 de febrero de 1957, Franco remodeló su equipo de gobierno, formando un nuevo gabinete con los ministros tecnócratas Alberto Ullastres en Comercio y Mariano Navarro Rubio en Hacienda. Este relevo supuso un importante cambio en la política económica, que culminó en 1959 con el Plan de Estabilización, que permitió reducir la inflación y estabilizar los precios, pero que también aumentó un paro que empujó a muchos a la emigración.

Nace el 600

En este contexto nació en 1957 el Seat 600, aunque el proyecto ya venía de un par de años atrás, cuando en 1955 se contrató la licencia con Fiat, que acababa de presentar el 600 en el Salón de Ginebra. Con este nuevo modelo, Seat pretendía ofrecer al mercado un vehículo asequible para esa clase media que empezaba a desarrollarse, un coche que permitiera realmente motorizar al país.
Así pues en mayo de 1957 salió de la fábrica de la Zona Franca de Barcelona el primer Seat 600, denominado posteriormente “N”. Sus características técnicas eran las siguientes:
Motor: trasero longitudinal, cuatro cilindros
Cilindrada: 633 c.c.
Potencia: 21'5 CV a 4600 rpm
Par máximo: 4 mkg a 2800 rpm
Velocidad máxima: 95 Km/h
Exteriormente se caracterizaba por los intermitentes delanteros sobre las aletas y los tapacubos de forma cónica, entre otros detalles. Se le achacó cierta tendencia a calentarse -subsanada en las versiones posteriores- fácilmente atribuible al extenuante uso al que se le sometió, pues fue el herramienta que permitió irse de vacaciones a un gran número de españoles, con los niños, la suegra, el botijo y todo lo demás.
Su precio rondaba las 60.000 pesetas, bastante menos que el 4/4, pero aún elevado para muchos, que tuvieron que esperar a bien entrados los 60 para poder adquirir uno. Por aquel tiempo ya un 600 D, E o L, pues el N dejó de fabricarse en Barcelona en 1963. En Buenos Aires Fiat lo mantuvo en producción hasta 1982, aunque se fabricó en Rancagua y Bogotá, aparte de las propias exportaciones de Seat a Hispanoamérica.

La maqueta
Realizada a partir de la referencia 2036 de Eko, a la que se le han detallado los faros, pilotos, manecillas y otros elementos.
Maqueta: Seat 600
Fabricante: Eko
Año de realización: 2005

Fuentes: Gimeno Valledor, Pablo. El Seat 600... y España no fue la misma. CIE  Inversiones editoriales. Madrid, 1997


No hay comentarios:

Publicar un comentario