Para conocer la historia de la automoción española y reflexionar sobre nuestro mundo a partir de pequeñas maquetas de vehículos a escala 1/87

viernes, 13 de septiembre de 2013

Seat 850

Esta es la historia de un coche que según algunos nació para sustituir a una leyenda y acabó conviviendo con ella. La leyenda, evidentemente, es el 600.

En 1966, Seat empezó a fabricar bajo licencia el modelo 850 que Fiat llevaba produciendo desde dos años antes. Era un modelo con una concepción “todo atrás” similar a la del 600, pero con una mayor habitabilidad, gracias a su carrocería tipo berlina. Para algunos autores fue un intento de Seat de sustituir al 600, para otros simplemente un modelo más con el que completar una gama muy polarizada entre el 1500 y el 600. Bien pensado es poco probable la primera opción, ya que el 600 llevaba únicamente una década en producción -poco tiempo para los estándares de la época- y además constituía un auténtico éxito de ventas, hasta el punto de eclipsar al nuevo 850.

De la misma manera que el 600 motorizó a un gran número de familias españolas -más tímidamente durante finales de los 50 y principios de los 60, y masivamente después- el 850 fue también un modelo de gran éxito comercial, que permitió a unos acceder por vez primera a un automóvil y a otros (como los Alcántara) mostrar y disfrutar la buena marcha de la economía familiar dando un salto cualitativo al 850, sustituyendo al 600.
Lo cierto es que las mejoras respecto a su famosísimo hermano pequeño no eran pocas: más potencia y mejores acabados, sin contar con la ya citada habitabilidad. El 850 ocupaba el segmento del mercado inmediatamente superior al del 600.

Además ofrecía versiones para todos los gustos, llegando a figurar hasta ocho diferentes: la original de 2 puertas como la que representa la maqueta, a la que se añadió posteriormente otra versión berlina de 4 puertas, genuinamente española, obra de los carroceros Enrique y Esteban Costa, de Terrassa. Ambas con acabados “Normal”, “Especial” y “Especial lujo”, que evolucionaron con las mecánicas más potentes del 850D.
Junto a las carrocerías tipo berlina, se comercializaron también unas preciosas versiones deportivas, que se convirtieron en el objeto de deseo de muchos jóvenes españoles de los 70: el 850 Coupé, el Sport Coupé y el Sport Spider, auténticos “cotxes lligaors” (coches para ligar) como me comentó un propietario, sólo al alcance de niños bien.

Sus características técnicas eran:
Modelo: Seat 850 Normal/Especial

Motor: trasero longitudinal de 4 cilindros

Cilindrada: 843 c.c.

Potencia: 37 CV a 5300 rpm/47 CV a 6200 rpm

Compresión: 8'8:1/9'3:1

Alimentación: carburador Bressel-30 ICF 1 /Weber-30 DIC doble cuerpo

Velocidad máxima: 125Km/h/135Km/h

Hoy en día, las versiones más interesantes son la berlina de 4 puertas, por tratarse de un modelo español propio de Seat, sin equivalente Fiat, y las versiones deportivas Coupé, Sport Coupé y Spider, por lo atractivo de su diseño.

La maqueta

Realizada a partir de la referencia 2062 de Eko, su transformación se ha limitado a eliminar las rebabas y a detallar los faros, pilotos, manecillas y otros elementos. 
Maqueta: Seat 850 
Escala: 1/86
Fabricante: Eko
Año de realización: 2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario