Para conocer la historia de la automoción española y reflexionar sobre nuestro mundo a partir de pequeñas maquetas de vehículos a escala 1/87

sábado, 21 de diciembre de 2013

Renault 4CV

En el Salón de París de 1946 la Régie Nationale des Usines Renault lanzaba un modelo popular de cuatro puertas, cuatro plazas y cuatro caballos fiscales. Con tanto cuatro no es de extrañar que se popularizara su sobrenombre de "quatre-quatre". Este automóvil, destinado a motorizar a las familias francesas de postguerra, fue ideado en plena contienda por los ingenieros Charles Edmod Serre y Fernand Picard, siguiendo la línea de otros modelos similares como el Volkswagen. Con el encarcelamiento de Louis Renault la empresa es nacionalizada, pero el proyecto sigue adelante, y las primeras unidades salen de la factoría de Seguin en agosto de 1947.

El 4/4 en España: de los primeros tiempos a Fasa-Renault (1951-1965)

Aprovecho la ocasión para hablar un poco de la historia de FASA, a partir del extracto de dos artículos que publiqué en el periódico “Castellón Diario” el 22 de enero y el 11 de marzo de 2012.

A principios de los años 50, la demanda de vehículos en el mercado español permitió la existencia de un segundo fabricante de automóviles de turismo a parte de la estatal e incipiente Seat. Esto llevó a una serie de empresarios e inversores a iniciar los trámites para constituir una sociedad destinada a fabricar en España automóviles bajo licencia. Después de una serie de visitas a algunas marcas europeas como Volkswagen o Morris, se logró un acuerdo con Renault para producir su modelo 4CV en nuestro país.

De tal manera, en febrero de 1951 se firmó el acuerdo con la Régie para la creación de Fasa, la primera gran empresa privada dedicada a la fabricación de automóviles tras la guerra civil. Sus accionistas eran principalmente bancos y otros inversores entre los que destacan Manuel Jiménez Alfaro, que fue su primer director, Francisco Mateo (vicepresidente) y Nicolás Franco (presidente y hermano mayor de Francisco Franco).

El lugar escogido para instalar la factoría fue Valladolid, con la intención de desarrollar la zona y aprovechar la industria auxiliar existente, las comunicaciones y los buenos mecánicos procedentes de los talleres de locomotoras y coches y vagones de la antigua Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, absorbida por RENFE en 1941.

Después de innumerables trámites y obstáculos burocráticos, tan típicos de la España de ¿entonces? en 1953 el proyecto empezó a funcionar, fabricándose los primeros modelos 4CV a partir de piezas importadas desde Francia, que poco a poco serían nacionalizadas. Los motores se fabricaban en la santanderina empresa "Nueva Montaña Quijano", y las cajas de cambios en Sevilla, en ISA, realizándose en Valladolid el ensamblaje final. Posteriormente, con la creación de FACSA y FAMESA, el grueso de la producción se centralizaría en la capital del Pisuerga, sin desmerecer los múltiples proveedores del resto del país.




El sobrenombre francés del 4CV también se popularizó en nuestro país, eso sí, debidamente españolizado como "cuatro-cuatro", pese a que su potencia fiscal según la fórmula española ascendiera a 7CV. Pese a que las diferencias son mínimas se pueden distinguir dos versiones del 4/4 español. La primera conocida como "6 bigotes" u "orejas" se caracteriza por las 6 tiras del frontal correspondientes al modelo francés "R-1062 Sport". La segunda, de 1954, surge en consonancia con las modificaciones realizadas a su homólogo galo, por lo que FASA también introduce algunos cambios. Este nuevo modelo será conocido como"3 bigotes" o "capilla", en alusión a las 3 tiras del nuevo frontal y la forma del cuadro de mandos. Además cambiaba la ubicación de la rueda de repuesto, se mejoraba el sistema de calefacción y se aumentaba la potencia hasta los 21 CV, gracias a un nuevo carburador Solex 22 ICBT.

Durante los seis años que duró la producción, FASA fabricó más de 26.000 unidades, siendo sustituido en 1959 por el modelo Dauphine. Junto con el Seat 600, el 4/4 es uno de los pocos coches populares de la España de postguerra, y como tal ocupa un lugar destacado en la memoria colectiva de muchos españoles, y un puesto de honor como símbolo de la recuperación económica y la motorización del país. Por esta razón fue declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León en 2004.

Siguiendo con la historia de FASA, dos años después de su lanzamiento en Francia, se empezó a fabricar en Valladolid el modelo Dauphine-Ondine-Gordini, una gama claramente superior a los modestos 600 que comercializaba su gran rival Seat, pero aún así a un precio no excesivamente desorbitado. Su producción se extendió hasta 1967. Tres años antes, en 1964, había hecho su aparición en España el famosísimo Renault 4, un vehículo espartano eminentemente práctico que rompía la tendencia de la Régie de fabricar automóviles con motor trasero, que en cambio retomaría con el modelo R-8, ya como Fasa-Renault.

Y es que en 1965 Renault se hizo con el control de FASA. Renault ya estaba presente en España a través de RESA (Renault España, S.A.), que era la sociedad encargada de comercializar los vehículos producidos por FASA. Uno de los principales accionistas de FASA, el Banco de Santander, vendió al Banco Ibérico sus acciones en la compañía, y este a su vez lo hizo a Renault, de manera que la marca del rombo decidió fusionar las dos sociedades que entonces poseía en España, Fasa y Resa, en una nueva, Fasa-Renault, cuya singladura veremos en próximas entregas.

Ficha técnica: Renault 4CV (1954)
Motor: trasero (propulsión),
Cilindros: 4 en línea,
Cilindrada (diámetro x carrera): 747 c.c. (54'5x80),
Compresión: 7'25:1,
Potencia: 17 CV a 4100 rpm,
Alimentación: carburador Solex 22 BIC,
Refrigeración: por agua,
Cambio: 3 velocidades + MA,
Velocidad máxima: 90 Km/h 
 
La maqueta 

Rescatado de la basura junto con otro par de miniaturas de Eko, a este pequeño 4/4 (ref. 2005) le intenté dar en su día un toque francés decorándolo como una patrulla de la "Police Nationale", pero recientemente he preferido recuperar su aspecto original, limitándome tan solo a detallar algunos cromados y otros elementos, tales como luces o pilotos.
Maqueta: Renault 4CV
Fabricante: Eko
Año de realización: 2008

Fuentes: Gimeno Valledor, Pablo. Fasa Renault y los Renault "todo atrás" fabricados en España Cie inversiones editoriales, Madrid, 2002

No hay comentarios:

Publicar un comentario