Para conocer la historia de la automoción española y reflexionar sobre nuestro mundo a partir de pequeñas maquetas de vehículos a escala 1/87

viernes, 7 de marzo de 2014

Land Rover Defender "Consorci Provincial de Bombers de Castelló"

Aprovechando que hoy, 8 de marzo de 2014, es la festividad de San Juan de Dios, patrón de los bomberos de España, les presento la maqueta de otro de los vehículos del Consorcio de Bomberos de Castellón, un Land Rover Defender. Representa uno de los siete Defender que el Consorcio adquirió durante la primera mitad de los años 90 para su uso como UPC en diversos parques, pasando posteriormente algunos como UTP a las Brigadas Rurales y a la recién creada agrupación provincial de Protección Civil.

La maqueta

Representa en concreto la UPC del parque "Espadà-Millars" de Onda, y está realizada a partir del Land Rover Serie III de Roco, al que ha habido que realizar algunos cambios. El principal ha consistido en modificar el capó y el frontal para formar un único cuerpo, alargando el capó hasta la altura de las aletas con una tira de plástico de 0'5 mm cortada al efecto, Para el frontal, se rebaja con una lija el original para añadir otra lámina de plástico, esta vez corrugado, donde se detalla la calandra y los faros. En el parabrisas hay que transformarlo en una sola pieza eliminando la varilla que lo divide en dos mitades. También hay que suprimir el segundo techo y rellenar los soportes de éste con masilla. A continuación pintar de rojo, salvo el techo que es blanco y los parachoques y pasos de rueda que van de negro, y finalmente colocar un puente V-1 de Herpa, detallar manecillas y pilotos y decorar con calcas de Trenmilitaria.
Maqueta: Land Rover Serie III Station Wagon
Fabricante: Roco
Año de realización: 2011

El Land Rover Defender

Clásico entre los clásicos de los vehículos todo terreno, el Defender representa la última y más convulsa etapa en la larga vida de este robusto explorador intrépido. Su denominación Defender data de 1989, poco después que su fabricante, el Grupo Rover, fuera privatizado. El cambio de denominación no supuso en la práctica diferencias importantes respecto a los anteriores modelos. Su gama de motores se iría reduciendo con los años, comercializándose en España con una única motorización TD de 2,5 litros y cuatro cilindros. En 1999 pasó a montar un TD de 5 cilindros con la misma cilindrada, aunque también existía un V8 de 4 litros. Finalmente en 2006 volvió al tetracilindríco, esta vez de 2,4l. En cuanto a carrocerías, se ofrecía en versión de tres puertas o camioneta de dos puertas (batalla de 90"), de cinco puertas (110") y camioneta de cuatro puertas (130"). Pese a que en 1993 alcanzó el millón y medio de unidades vendidas, el Defender supuso el canto del cisne de este vehículo, un declive que fue acompañado de una agitada historia empresarial en la que la marca pasó sucesivamente por las manos de BMW (1994-2000), Ford (2000-2008, siendo fabricado bajo licencia en la planta Karmann de Saõ Bernardo do Campo entre 2002 y 2005) y Tata, que finalmente liquidó el Defender en 2013, poniendo fin a 65 años de historia.

Ya ven, un icono británico que termina sus días en manos de sus antiguas colonias, tras pasar por los alemanes y americanos. Todo un símbolo del hundimiento de la otrora poderosísima industria de la automoción del Reino Unido que tanto le gusta a Jeremy Clarkson. Paralelamente a este proceso financiero, hay que hacer constar la evidencia que los principios que inspiraban el Defender ya habían sido abandonados en nuestro aburguesado mundo moderno. La fortaleza, durabilidad, fiabilidad o capacidad de tracción -de sacarte de cualquier atolladero, vaya- que definía las principales cualidades de este vehículo y de sus homólogos estaban ya caducas para los planteamientos automovilísticos pijiprogres-neoliberales de hoy en día. 

Los todo terrenos que gustan ahora ya no sirven para adentrarse en los terrenos más abruptos, sino para ir a la oficina y, los domingos, al club de campo. Ya no los conducen épicos soldados por el frente, ni esforzados agricultores por sus campos, ni osados ingenieros por agrestes montañas, sino lechuginos de despacho por la autopista. Petimetres urbanitas que, en sus días de asueto, se meten por una pista forestal (bien asentada, claro) y se creen Indiana Jones haciendo el Dakar. Y si pisan un charquito y vuelven a casa con alguna manchita de barro se piensan que ese finde ha sido el novamás de la aventura, (mientras corren a lavar el coche, no sea que ensucien el garaje).

Entonces claro, la reductora, la carrocería de aluminio y todas esas cosas dan paso a la la obsolescencia programada, a la tracción inteligente, a los sistemas informáticos de control de descenso o de arranque en rampa y en general a toda una serie de chorraditas electrónicas que permiten a estos pijos de turno controlar su máquina por la pista sin preocuparse de pisar el embrague, pero que no les sacarán de ningún apuro cuando necesiten salir de la torrentera.

Y digo yo que para ir a jugar al golf, a esquiar y otras aventurillas campestres de riesgo controlado basta con la berlina de toda la vida, ¿no? Y no digamos para lo que se va a gastar normalmente, que es ir de casa a la oficina y al centro comercial. ¿De veras hace falta un caro, pesado y lujoso todo terreno con asientos de piel que no vas a querer que se manchen en el barro? ¿Nos estamos volviendo locos, o quizá sólo imbéciles?

En un mundo metrosexual como el nuestro puede que ya no haya sitio para coches con un par como el Defender. Es posible que gracias a esa destestosteronización de la sociedad estemos gozando de casi 70 años de paz en la Europa occidental, pero también es posible que en esa deriva de reblandeciente confortabilidad estén las causas de la descomposición de los pilares de nuestra Civilización. Putin los tiene bien puestos y miren la que arma...

Ficha técnica: Land Rover Defender 110 TDI
Motor: Turbodiésel 5 cilindros en línea
Cilindrada: 2495 c.c.
Potencia: 112 CV a 4000 rpm
Par máximo: 265 Nm a 1800 rpm
Transmisión: integral permanente, con reductora
Velocidad máxima: 130 Km/h
Ángulo de ataque: 47º
Ángulo ventral: 150º
Capacidad de vadeo: 50 cm.

1 comentario:

  1. Una buena modificación, un articulo completo con toques de opinión personal. Por suerte, hace unos años, pude conducir un Defender con motor Ford y aunque no me puse por terrenos complicados las sensaciones fueron muy buenas.

    ResponderEliminar