Para conocer la historia de la automoción española y reflexionar sobre nuestro mundo a partir de pequeñas maquetas de vehículos a escala 1/87

sábado, 8 de noviembre de 2014

Renault Magnum "Grupo Boluda"

Lo llaman "cosechadora" o "segadora"... y hasta "castillo", porque dicen que en su interior siempre hay un fantasma. Apodos a parte, no se puede negar que, en 1990, Renault revolucionó el mercado europeo de camiones al presentar este audaz modelo. No digo yo que no resulte algo presuntuoso y excesivo comprar (y mantener) un Magnum para acabar enganchándole una bañera y hacer viajes a las obras, pero de ahí a calificar de fantasma a todos sus propietarios hay un trecho. Entre otras cosas porque es un camión pensado y diseñado para las grandes rutas.

Fue lanzado en 1990 bajo el nombre de AE; al año siguiente resultó elegido camión del año y en 1992 se empezó a denominar la gama como Magnum. Diseñado con un novísimo diseño bimodular que separaba por completo la cabina de la "plataforma técnica" donde se alojaba el motor y el resto de componentes mecánicos, estéticamente presentaba una apariencia absolutamente novedosa, con una enorme y altísima cabina, que ofrecía al conductor el primer piso plano integral de la historia, con una altura interior de 1,87 metros. La posición del eje delantero, más adelantada de lo normal en los camiones europeos, recordaba a los "cabover" norteamericanos, realizándose el acceso a la cabina por detrás de las ruedas.

Todo esto en las alturas. Más abajo, en la plataforma técnica, rugía un motor Renault de 6 cilindros en línea de 374 CV o un poderoso V8 de origen Mack de 503 CV, que marcaba también el techo de potencia en el mercado europeo. Un motor americano, evidentemente algo tragón, pero sin rival para las grandes distancias, con un par máximo de 2.050 Nm. Sus características eran las siguientes:
Ficha técnica: Renault Magnum AE 500
Motor: Mack V8
Cilindrada: 16.400 c.c.
Potencia: 503 CV
Par máximo: 2.050 Nm
Caja de cambios: 18 velocidades
Tara: 8242 Kg
PTR: 44.000 Kg

En 1997 se introdujeron los primeros cambios, tanto estéticos (pequeños retoques en la parrilla y mejoras en la habitabilidad de la cabina) como en la cadena cinemática, con un motor de 12 litros para las potencias de 390, 430 y 470 CV y el V8 Mack E7 para las de 500 a 560 CV. El año 2000 se dotó a estos motores de una nueva arquitectura electrónica para lograr más eficiencia, y en 2001 Renault V.I presentó la tercera generación, con la que debía encarar su segunda década de vida. Estéticamente presentaba algunos cambios en el frontal, con nueva calandra y grupos ópticos más modernos, y un nuevo interior rediseñado. Pero bajo el capó la normativa europea anticontaminación obligó en 2005 a renunciar a los propulsores americanos y sustituirlos por unos más sencillos, de 6 cilindros en línea y 12 litros de 440 ó 480 CV, a los que se sumó uno Volvo de 13 litros y 500 CV al año siguiente. Permitieron reducir los costes de explotación, sí, pero no me negarán que son menos molones.

En cuanto a transmisiones, se ofrecía con cajas de cambio manuales de 16 velocidades y automáticas de 12, con puentes de reducción simple o doble, y configuraciones de 4x2, 6x2 y 6x4. En 2008 se amplió la altura interior de la cabina, y se introdujeron nuevos sistemas de optimización de consumo. Su producción finalizó en 2013, dando paso al nuevo gran rutero de Renault, el T, que, como se pueden imaginar, no acaba de ser lo mismo.

La razón de la existencia de propulsores Mack en los Magnum radica en que, entre 1979 y 1990 Renault Véhicules Industriels (RVI), división de vehículos industriales del grupo Renault, se hizo con el control de la histórica marca estadounidense del bulldog. De esta manera, RVI comercializó en el mercado americano los camiones de distribución de la gama Midliner y Midlum bajo las siglas Mack, y montó en sus modelos europeos los motores yanquis. Del mismo modo, en 2001 Renault vendió RVI (que por entonces había vuelto a cambiar el nombre y se llamaba Renault V.I) al grupo Volvo, convirtiéndose en Renault Trucks. De ahí que los últimos Magnum llevaran motor Volvo. Como ven el gran capital no conoce fronteras, y hoy en día el logotipo del capó poco tiene que ver con lo que haya debajo...

En la maqueta, que representa un Magnum de tercera generación, se ha pretendido destacar a la vez su faceta norteamericana y rebelde, con decoración sureña y calcas de Mack. La tractora es de Italeri y proviene de un coleccionable; el semirremolque es de segunda mano, de Herpa, y está decorado con el logotipo de la principal naviera española, la valenciana Boluda.
Maqueta: Renault Magnum

Fabricante: Italeri/Herpa

Año de realización: 2011


Fuentes: http://corporate.renault-trucks.com/media/document/DP-pdf/dp_magnum_20_ans_es.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario