Para conocer la historia de la automoción española y reflexionar sobre nuestro mundo a partir de pequeñas maquetas de vehículos a escala 1/87

sábado, 30 de septiembre de 2017

Iveco-Pegaso Eurocargo 85E18 "Consorci Provincial de Bombers de Castelló"

En varias de las entradas de este blog se ha intentado relatar el proceso de absorción de la antigua empresa estatal ENASA por parte de la multinacional Iveco, exponiendo lo que, a juicio del que esto escribe, fue un ominoso latrocinio -enmarcado dentro un proceso mucho mayor- por el que España (y los españoles) fuimos perdiendo el control sobre buena parte de nuestro sector productivo más estratégico. Dicho llanamente, una traición del gobierno de turno, que malvendió una empresa pública (de todos), que generaba puestos de trabajo, a una multinacional extranjera que a partir de entonces podría hacer lo que le viniera en gana, como cerrar fábricas, deslocalizar la producción o despedir trabajadores, por ejemplo.

Se hablaba un poco de todo aquello en dos entradas sobre el Iveco Eurostar y en la del Eurotech, dos modelos que vinieron a sustituir a los Pegaso Troner y Mider en el mercado de camiones pesados y medios. Y otro tanto hizo el Eurocargo, del que se hablará específicamente en otra entrada, en la gama de ligeros.

En esta ocasión quería centrarme, sin embargo, en los confusos años de la transición entre Pegaso e Iveco. Comenzaba la década de los 90, e Iveco intentaba, con todo su aparato de marketing, introducir su marca en el mercado español; hacer creer a los transportistas españoles que sus modelos no eran sino unos Pegaso más.

Como ya se ha visto, aunque en 1990 el grupo Fiat adquirió ENASA por un precio irrisorio de 1.200 millones de pesetas, no fue hasta 1992 cuando se hizo con la totalidad de la empresa, pudiendo saltarse a la torera todos los compromisos adquiridos, entre ellos el de conservar la marca y los productos de ENASA. Este hecho coincidió más o menos en el tiempo con el lanzamiento, por parte de Iveco, de una gama totalmente nueva de camiones de todos los segmentos, con el que la firma pretendía unificar imagen y componentes. El primer modelo de esta nueva etapa, completamente diferenciada ya de los antiguos modelos procedentes de las gamas de Fiat y las otras marcas absorbidas, fue el ligero Eurostar, de 1991, seguido por el medio Eurotech, de 1992, fabricado en la factoría de Barajas, y el pesado Eurostar, de 1993.
Puesto que el lanzamiento de estos dos últimos ya se produjo cuando Iveco controlaba la totalidad de ENASA y el mercado español ya estaba supuestamente más hecho a la nueva marca, los directivos de la multinacional decidieron comercializar estos vehículos directamente bajo su propias siglas, colocando simplemente un nostálgico caballo en las unidades destinadas al mercado español. Un toque emotivo, quizá, o retorcidamente sarcástico.

Sin embargo, en los primeros modelos Eurocargo, bien sea porque fueron lanzados en una fecha más temprana, bien porque los de Iveco aún no controlaban por completo a ENASA y se veían obligados a cumplir lo pactado, bien porque era aconsejable a efectos de marketing para introducir la marca en España, o bien por todo lo anterior junto, lo cierto es que, durante un breve periodo, Iveco comercializó las unidades de Eurocargo en el mercado español bajo las siglas Pegaso, publicitándolo como “Pegaso Eurocargo”, como si de Pegaso tuviera algo aquel camión fabricado en Brescia.

La imagen de aquellos primeros anuncios resulta realmente curiosa, y sólo hay que teclear “Pegaso Eurocargo” en el buscador para verlo. Así, observaremos un Eurocargo del que simplemente se han suprimido los logotipos de Iveco, pintado un caballo en las puertas y colocado el emblema de Pegaso en el centro de la calandra. La gama abarcaba modelos de entre 6 y 10 toneladas de MMA:
Modelo
Motor
CV
MMA
60E10
4 cilindros T
102
6 t
60E12
4 cilindros T
116
6 t
60E14
4 cilindros TI
136
6 t
75E12
4 cilindros T
116
7,5 t
75E14
4 cilindros TI
136
7,5 t
85E15
6 cilindros T
143
8,6 t
85E18
6 cilindros T
177
8,6 t
100E15
6 cilindros T
143
9,8 t
100E18
6 cilindros T
177
9,8 t
100E21
6 cilindros TI
207
9,8 t

La maqueta
En el caso concreto de esta maqueta, representa el Eurocargo 85E18 que la Diputación Provincial de Castellón adquirió en 1994 para el Consorcio de Bomberos. Fue carrozado por Rigual para su uso como furgón de Riesgo Químico, y destinado al parque Baix Maestrat de Benicarló. Está realizada a partir de un Iveco Eurocargo de Wiking, al que se le ha recortado el chasis y pintado la cabina. La caja es de construcción totalmente artesanal a partir de perfiles y láminas de poliestireno de diversos formatos. El conjunto está decorado con complementos de variada procedencia (foco, puente de rotativos, retrovisores, estrobos, etc.) y calcas de Trenmilitaria.
Maqueta: Iveco Eurocargo FRQ
Fabricante: Wiking/artesanal
Año: 2016

sábado, 23 de septiembre de 2017

Pegaso 2223 "Consorci Provincial de Bombers de Castelló"

A lo largo de los varios años que ya dura la trayectoria de este blog, se han publicado diversas entradas referidas a los modelos todo terreno de ENASA, un segmento sobre el que no siempre se encuentra toda la información que uno quisiera. Así, se ha hablado de las dos versiones todo terreno del Comet, denominadas 3040 y 3041, y también de algunas de las varias generaciones del camión militar comúnmente conocido como "Egipcio".

Concretamente sobre estos últimos, primero vimos el modelo original 3046, tanto en versión militar como de bomberos: fueron estos los primeros con cabina propia de Pegaso, desarrollados en 1980 y que protagonizaron, a lo largo de aquella década, una operación comercial fallida con el gobierno de Egipto que acabó dándoles el apelativo con el que fueron popularmente conocidos. Como vimos, la solución que finalmente se adoptó para dar salida a todo el stock fue su cesión a las distintas administraciones para su conversión en autobomba forestal, convirtiéndose un camión esencialmente militar en un icono de los parques de bomberos españoles de la época.

La fabricación de este modelo todo terreno se fue alargando en el tiempo y sobrevivió a la propia Pegaso, siendo producidos también por Iveco hasta fechas muy recientes. Sobre toda esta segunda etapa se trata en la entrada referida al Iveco 7226, el último de los representantes de la estirpe de los "Egipcios". Como se comenta en esa entrada, determinar con precisión la trayectoria de esta gama es ciertamente confuso: recibieron diversas denominaciones a lo largo de los años (2223, 7217, 7323, 7226, 7326, además de las deportivas 7222, 7223 y 7227), pero sin poder afirmar con exactitud las fechas que correspoden todas ellas.

Centrándonos en el Pegaso 2223 que protagoniza esta entrada, eran tantas las dudas que me generaba que fui posponiendo la redacción de estas líneas varios años: por un lado estaba la propia denominación del modelo, 2223, que parecía corresponder sin ninguna duda al nuevo sistema introducido en 1983 con el lanzamiento de la gama T1, en el que la primera cifra indica el número de ejes motrices, la segunda el número total de ejes y las dos últimas la potencia. De esta manera todo estaba claro: 2 ejes, ambos motrices (22) con el motor de 230 CV (2223).
Sin embargo, según pude averiguar tirando de hemeroteca, este vehículo en concreto, junto con otra unidad idéntica, fueron adquiridos por la Diputación Provincial de Castellón sobre el año 1995. Fueron carrozados por Rigual como autobombas rurales, y destinados al Consorcio de Bomberos. Exteriormente se caracterizaban por el parabrisas de una sola pieza o los faros integrados en el paragolpes. Se producía aquí un evidente desfase entre la fecha que teóricamente correspondería al modelo 2223 y el año de su adquisición, pues por entonces ya se habían adoptado las denominaciones 7217 y 7223.

Las posibilidades eran múltiples: ¿eran modelos que habían estado largo tiempo en stock? ¿habían sido rematriculados, y antes llevaban placas del PMM? ¿las denominaciones 72XX se aplicaban a modelos en principio militares, y los civiles conservaban la general de la gama? Estas y otras muchas dudas esperaba resolver cuando pudiera consultar un libro que llevaba muchos años queriendo leer, y que para mí era la enciclopedia definitiva sobre Pegaso: la obra de Manuel Lage Hispano-Suiza/Pegaso: un siglo de camiones y autobuses. Finalmente, el pasado mes de junio tuve ocasión de hacerlo en una visita a la biblioteca del Museo Vasco del Ferrocarril. Me lancé con avidez a buscar el capítulo de camiones militares... con decepcionante resultado, pues en apenas cinco líneas despachaba el asunto sin aportar ningún dato relevante; una información, además, que usted puede encontrar decenas de veces copiadas literalmente en diversas webs y blogs sobre Pegaso.

De modo que así seguimos, con las mismas dudas que antes y sin saber si quiera a qué parque fue destinado este modelo en concreto, pues el mal estado de su indicativo lo hace prácticamente ilegible. Pero como, al mismo tiempo, estoy algo harto de tenerlo en la recámara de entradas del blog, me he decidido a publicarlo de una vez, compartiendo con quien quiera mis tribulaciones, y animando a ver si alguien con posibilidades se decide a sumergirse en la apasionante historia de los camiones todo terreno Pegaso.

La maqueta
Como el resto de reproducciones de este camión, está realizada a partir del modelo de Nimix, actualmente comercializado por Toyeko. En esta ocasión se aprovecha el chasis tal cual, mientras que la cabina doble está construida acoplando dos cabinas simples, instalando un techo realizado a base de láminas de Evergreen. La caja posterior está construida íntegramente de forma artesanal, también con láminas de diversas texturas. En la cabina hay que prestar atención en suprimir la división central del parabrisas (colocando un tercer limpiaparabrisas) y en simular los faros en el paragolpes, bien pintándolos, bien recortando unos rectángulos de papel de aluminio. Está decorado aprovechando diversas piezas del propio kit de Nimix (faro de trabajo, sirena, escalerillas). Las calcas son de Trenmilitaria.
Maqueta: Pegaso 2223
Fabricante: Nimix/artesanal
Año: 2009